La Roja vuelve hoy a San Carlos a ganar a Venezuela

“Fue bastante acertada la decisión de jugar en San Carlos porque le dio otro ambiente a la selección”, dijo hace unos días Jorge Valdivia. Sus palabras no son al aire. El ahora comentarista de ESPN conoce muy bien a los jugadores de la “Roja”. Por años fueron compañeros y sus palabras son una clara muestra del sentir de los seleccionados. De hecho, coinciden con varios.
“Muchas gracias a La Banda del Mumo y a la barra de Los Cruzados por llevar los bombos y alentar todo el partido. El equipo está muy agradecido”, escribió Gary Medel. Claudio Bravo replicó: “Notable desde principio a fin. Se agradece el cariño, respeto y apoyo hacia todos”.
Y se ha repetido con otros jugadores como Arturo Vidal y Ben Brereton. Es que los elogios han llegado por montón al ambiente que hubo en el estadio de la UC, clave en el delicado momento de la “Roja”.
Distinto a lo que habían vivido en el Monumental en septiembre pasado, cuando no hubo una conexión con la hinchada. Eduardo Vargas fue uno de los que deslizó una crítica al público mediante las redes sociales.
Pablo Milad fue sincero. Reconoció que fueron los jugadores los que pidieron jugar en San Carlos en esta fecha. Incluso, darles en el gusto tuvo un alto costo económico para la ANFP.
Seguir en el Monumental permitía vender cerca de 30 mil entradas por duelo, versus las 10 mil de San Carlos. O sea, en dos encuentros como local se resignaron 40 mil boletos. “Llevado a plata, se dejaron de ganar 200 millones por cada partido, es decir, 400 millones ante Paraguay y Venezuela”, confesaron desde la ANFP a El Mercurio.
“Lo que han destacado en lo mismo con lo que uno ha vibrado. Es un estadio que se hace sentir, el jugador con el hincha están muy cerca y eso le da una mística especial”, dice Roberto Gutiérrez, quien defendió por años a la UC y también jugó varias veces como contrincante. “La barra se convierte en el jugador número 12, el entorno hace que el jugador y el hincha se complementan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *