Dos proyectos ambientales se presentaron en la convención constitucional
El agua para consumo humano y protección de bosque nativo

Una de las iniciativas de norma propuesta, busca proteger el agua volviéndola un bien de uso público, y la otra, la conservación del bosque nativo.
Los constituyentes levantaron dos propuestas de carácter ecologista. El Colectivo del Apruebo apuntó a asignar constitucionalmente que las aguas sean consideradas como bienes de uso público.
Igualmente, consignaron que debe asegurarse el abastecimiento para el consumo de las personas como derecho prioritario, el saneamiento del agua y el equilibro del ecosistema a través de la seguridad hídrica.
El constituyente del colectivo del apruebo, Miguel Ángel Botto, señaló que las personas vienen antes que la industria en materia de consumo de agua.
La crisis hídrica se genera por dos factores: que hay menor disponibilidad de agua porque llueve menos, pero también emana de una administración limitada del uso del agua.
La hidroclimatóloga y docente de la Universidad de Chile, Pilar Barría, indicó que aún hay tiempo para tomar medidas para proteger los recursos hídricos.
El otro proyecto levantado por los «eco constituyentes» plantea elevar a rango constitucional la conservación del bosque nativo a través del Estado, el que tiene la responsabilidad de resguardar y promover la preservación de estos espacios.
La convencional de Movimientos Sociales Constituyentes, Cristina Dorador, manifestó que esta nueva carta magna debe redactarse con un espíritu ecológico y pensando en las generaciones futuras.
El Estado también debe proteger las funciones ecosistémicas de los bosque nativos, ya que estos permiten mitigar el cambio climático, retener el agua y albergar la diversidad endémica del territorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.