COMUNALREGIONAL

Juntos en esta emergencia climática

Una de las cosas más urgentes que necesitan las familias que han visto perdidos y anegados sus hogares es poder calefaccionar y deshumedecer sus viviendas, por eso la Vicaría de Pastoral Social de la Iglesia de Talca ha dispuesto la compra de 1400 sacos de carbón.
Nadie ha quedado indiferente ante la catástrofe climática que ha ocurrido en la zona centro sur del país, y en específico en diferentes sectores del territorio de la Diócesis de Talca.
Ronald Piña, coordinador de la Vicaría de Pastoral Social, indicó que se han contactado con algunos párrocos siendo la situación más apremiante lo sucedido en Licantén: «Estuvimos hablando con el párroco, el padre Ricardo Varas, quien nos contó que de seis mil habitantes que tiene la comuna cerca de cuatro mil están damnificados, así que ha sido muy grande el daño que han tenido. A esto se suma el corte de puentes, caminos y accesos por lo que varias personas han quedado aisladas».
Otra localidad muy dañada ha sido el sector de Peumo en la comuna de Pencahue en donde las casas quedaron bajo el agua. También hay situaciones complicadas en Teno, Romeral, Hualañé, Tutuquén, Curepto, entre otras.
Una de las primeras cosas que han hecho los grupos de pastoral social de las parroquias junto a los municipios es un catastro de los afectados, para ver de qué forma canalizar y distribuir mejor la ayuda.
Primera ayuda: ropa y carbón
En este sentido, Ronald Piña comentó que la diócesis ha empezado una campaña solidaria llamada «Juntos en esta emergencia climática», la que busca reunir principalmente ropa de invierno, ropa interior y de cama, calzado, útiles de aseo personal, alimentos no perecibles.
«Ya tenemos dos centros de acopio para que la gente, la comunidad pueda colaborar prontamente. Se hace primordial actualmente, por ejemplo, ropa interior, calcetines de hombres, mujeres y niños, ya que muchas personas tuvieron que salir de sus casas con lo puesto. Tenemos un centro de acopio en la Pastoral Social de Talca, ubicada en 4 Oriente N° 1019 entre 1 y 2 Sur, y el otro es en el Centro Pastoral de Curicó, ubicado en Chacabuco N° 630, a un costado de la iglesia La Merced. También las parroquias están recibiendo estas ayudas».
«Además, hemos gestionado la compra de 1400 sacos de carbón para enviar a Licantén, Hualañé, La Huerta de Mataquito, Curicó, para entregar a las familias damnificadas y que de a poco puedan ir secando las casas para poder limpiarlas lo más pronto posible. Este carbón se distribuirá a través de las parroquias», enfatizó Ronald Piña.
A quienes quieran hacer transferencias en la cuenta corriente del BCI de la Pastoral Social N° 44004893, a nombre de Obispado de Talca Rut 81.453.500-2, mail pastoralsocialtalca@gmail.com.

Deja una respuesta