COMUNALREGIONAL

Estamos realizando un trabajo coordinado, para dar mejor respuesta a las mujeres que viven violencia

«Diario Maule Hoy» quiso constatar cómo han avanzado los cambios en las leyes que buscan la igualdad de género y el termino de la violencia contra las mujeres. Fue una ocasión especialmente interesante de abordar con la Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana Guarello, quien conversó de estos y otros temas que preocupan a la ciudadanía.
¿Cómo está el avance de los compromisos ministeriales sectoriales para la Igualdad de Género?
Hoy nuestro país está saldando deudas importantes con las mujeres, y eso es gracias a un trabajo de largo tiempo que estamos buscando consolidar. Por ejemplo, todo lo que implica mejorar la institucionalidad para que las pensiones de alimentos efectivamente se paguen, cambiando una realidad que por tantas décadas empobreció a las mujeres de nuestro país, debido a padres que no se hacían responsables de sus hijos. Otro ejemplo es la Ley Integral, que logramos aprobar transversalmente luego de 7 años de tramitación en el Congreso, y que nos permitirá fortalecer las medidas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género.
Uno de los objetivos de nuestro Gobierno es mejorar la calidad de vida de las mujeres, en toda su diversidad, y para ello seguimos impulsando nuevas iniciativas. Por ejemplo, sabemos que son las mujeres las que en su inmensa mayoría asumen las labores de cuidados, tanto de hijos e hijas como de personas con dependencia. Estamos hablando de cuidados que son fundamentales para la dignidad de las personas que lo requieren y para el desarrollo del país. Pese a ello, es una labor históricamente invisibilizada, que ha conllevado empobrecimiento y falta de autonomía para miles de personas. Como Gobierno nos hemos comprometido a sentar las bases para que nuestro país cuente con un Sistema de Cuidados que permita reconocer esta labor, generar acompañamientos y apoyos para quienes cuidan y también avanzar en una redistribución social para que los cuidados no recaigan sólo en las mujeres. Este será un proyecto que presentaremos al Presidente este año, junto al Ministerio de Desarrollo Social y Familia.
Además, estamos impulsando acciones que están impactando en muchas comunidades a través del programa Chile Para Todas, que reúne todas las iniciativas de ministerios y servicios que buscan mejorar la vida de las mujeres. Por ejemplo, junto al Ministerio de Agricultura hemos podido asegurar el recurso hídrico de las mujeres del campo, o mejorar los espacios de trabajo para las mujeres de la pesca y labores asociadas gracias al trabajo con Obras Públicas en las caletas, y también brindar apoyo y asistencia a las chilenas que viven violencia de género en el extranjero a través del MINREL.
Paralelamente, y también en un trabajo mancomunado con otros ministerios, hemos avanzado en distintas leyes muy relevantes para las mujeres, como la ley de 40 horas, la ley de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, y la ley Karin, contra el acoso y la violencia en el ámbito laboral, las que permitirán ir avanzando en corresponsabilidad, así como mejorar la inserción laboral y las condiciones de trabajo para miles de mujeres, que son quienes asumen principalmente las tareas de cuidados.
¿Cuál será la estrategia para implementar la nueva ley integral?
La implementación de esta ley implica un enorme desafío de gestión de cambios al interior del Estado, pues la norma establece deberes para los distintos órganos e instituciones en materia de prevención, atención y debida diligencia. Desde el Ministerio de la Mujer acompañaremos estos cambios, pues sabemos que implicarán mayor protección y seguridad para las mujeres.
La implementación de la ley tendrá distintas etapas. En primer lugar, se deben elaborar cinco reglamentos en el plazo de un año desde la publicación, los que regularán, por ejemplo, el Sistema Integrado de Casos que permitirá contar con información sobre las víctimas en una sola plataforma disponible para las distintas instituciones intervinientes y así evitar que las mujeres tengan que tocar muchas puertas y contar su relato una y otra vez.
Si bien es un proceso largo de trabajo, tanto interno como con otras instituciones, desde el Ministerio seguiremos reforzando las campañas de sensibilización, el fortalecimiento del SernamEG, y realizando un trabajo coordinado para dar mejor respuesta a las mujeres que viven violencia.
¿Dónde se notan más los avances con los compromisos del «Plan Chile para Todas» que mejorará el acceso de las mujeres a los servicios públicos?
Estamos contentas de poder señalar que, a partir de la implementación del Fondo de Igualdad en el marco del Plan Chile para Todas, se han financiado cerca de 40 iniciativas a través de distintos ministerios y servicios.
Para reimpulsar la empleabilidad femenina en industrias masculinizadas se han capacitado mujeres conductoras y constructoras, por parte de los ministerios de Transportes y de Vivienda; se dispusieron equipos de atención y orientación legal y psicosocial en los consulados, para mujeres que vivan violencia en el extranjero, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores; se inició un proceso para que 500 mujeres de la región del Biobío pudieran regularizar su propiedad raíz, a través del Ministerio de Bienes Nacionales; se iniciaron obras para dignificar la experiencia de las mujeres de la pesca y de actividades conexas en las caletas, a través del MOP; se han impulsado concursos de riego para mujeres, que han permitido aumentar su participación en esta área, a través del Ministerio de Agricultura; entre muchas otras iniciativas que, en muchas ocasiones, abordan problemas específicos de las mujeres en los distintos territorios.
También se está fortaleciendo la coordinación interinstitucional, por ejemplo, con el Servicio Civil, para abordar las brechas de género en la administración pública, lo que ha permitido contar con 182 mujeres nombradas en cargos durante 2023, que representan el 41% de los nombramientos de Alta Dirección Pública (ADP), la cifra más alta en las casi dos décadas, de la mano de esfuerzos legislativos como el proyecto de ley Más Mujeres en Directorios.
¿Qué importancia tiene que el Tribunal Constitucional haya fallado en favor de la educación no sexista?
Es muy importante para nosotras que el Tribunal Constitucional haya fallado a favor del artículo 12 que se refería a la educación no sexista, declarándose como constitucional y perfectamente compatible con principios tan importantes como el derecho preferente de los padres de educar a sus hijos y, por cierto, la libertad de enseñanza. Valoramos el fallo ya que nos permite avanzar hacia la prevención de la violencia contra las mujeres, a través de una educación libre de sexismo, es decir, que no tiene sesgos de género ni discriminación, que a nuestra consideración es una de las maneras más efectivas de alcanzar este propósito.
¿Cuál es el objetivo central de la mesa de trabajo con la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino?
Por años se pensó que las precarias condiciones del fútbol femenino en nuestro país tienen que ver con la falta de talento. La verdad es que aquí todos tenemos un rol sobre todo a partir de la ley de Profesionalización del Fútbol Femenino: el servicio público, los clubes y las asociaciones deportivas.
A inicios de este mes y en el marco de los ya dos años de vigencia de la ley de profesionalización, nos reunimos con la Asociación de Jugadoras y el ministro del Deporte Jaime Pizarro, donde abordamos temas concretos como, por ejemplo, los precarios resultados del plan de fiscalización 2023 que demostró que los clubes no están cumpliendo con el porcentaje requerido de contratación de jugadoras, una mínima seguridad laboral. Lo mismo en materia de torneos y sus reglas, condiciones laborales, higiénicas, de seguridad y procesos internos. Es por eso que, queremos recordar que estos dos años ha sido un proceso de marcha blanca, pero luego vienen etapas más obligatorias donde todos están mandatados.
Una de las buenas cifras es que más de un 97% de los clubes inscritos en la NFP reportó que ya habían adoptado el protocolo general contra el acoso sexual el abuso el maltrato, la discriminación en su interior. Ahora esperamos poder acompañar a esas instituciones para que estos protocolos se cumplan. El último estudio de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales que se lanzó el año pasado en nuestro país mostró la que la mayoría de las jugadoras ha vivido alguna de estas situaciones y esperamos que el fútbol femenino si va a ser un referente para nuestras niñas, sea también un referente en seguridad y trabajo decente.
¿Por qué es importante entender la constancia en incentivar la no violencia contra la mujer en regiones donde aún son muy vulneradas sobre todo por la violencia de género, y al interior de su relación marital?
La violencia contra la mujer es transversal y no distingue grupos socioeconómicos, sectores geográficos, políticos o de clase, aunque, por supuesto, hay factores sociales que potencian su presencia. Por ejemplo, la autonomía económica de las mujeres es clave para prevenir la violencia, por eso como Gobierno estamos impulsando con fuerza iniciativas que permitan a las mujeres insertarse laboralmente. Así también, a través de SernamEG y Prodemu, seguimos avanzando con programas que promueven la autonomía económica y la asociatividad de las mujeres.
Al mismo tiempo, estamos avanzando en el compromiso del Presidente Boric de contar con al menos un Centro de Atención Especializada en Violencia de Género en cada región. De hecho, recientemente estuvimos inaugurando uno de ellos en esta región, en la comuna de Curicó. También avanzamos en la inclusión de la atención integral para víctimas de agresiones sexuales agudas al sistema de Garantías Explícitas de Salud (GES) con la finalidad de buscar mecanismos de reparación de la violencia que sufren las mujeres en todo el territorio nacional.
A nivel preventivo, cada año nuestro ministerio impulsa campañas de concientización y sensibilización sobre la violencia contra las mujeres, y este año pondremos especial foco en la población joven, pues sabemos que existe en ese grupo un gran desafío.
¿Qué desafío personal se impone para lograr metas específicas este año, dentro de una cartera donde el tema de la igualdad es gravitante?
Como he mencionado en otras ocasiones, las mujeres tenemos mayor autonomía y más libertad hoy en relación con las generaciones anteriores, pero la violencia persiste. Solo entre 2022 y 2023 sumamos 84 femicidios consumados y 401 femicidios frustrados en el país, números que dan cuenta de lo urgente y necesario que era aprobar la ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia de género contra las mujeres, que no solamente dispone acciones para la protección de las mujeres, también considera a niñas, niños y adolescentes como víctimas directas de la violencia que viven en sus hogares, un daño que necesitamos comenzar a reparar para, efectivamente, disminuir estas cifras.
Otra meta que tenemos como gobierno es tramitar la ley que establezca los cimientos del sistema nacional de cuidados, un proyecto que ingresaremos este año, e ir robusteciendo los instrumentos ya creados, como el Registro Nacional de Personas Cuidadoras y la credencial que les brinda acceso preferente a servicios estatales y públicos, entre ellos Correos de Chile.
Todas estas iniciativas apuntan a eliminar aquellas desigualdades o conductas que impiden a las mujeres ejercer plenamente sus derechos, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *