COMUNALPOLICIALREGIONAL

Audiencia de debate de cierre del caso se aplazó para el 26 de julio

El caso, que se remonta al año 2018, cuando Catherine fue encontrada muerta en el sector La Aguada, sigue siendo un enigma tanto para su familia como para la comunidad de Linares. El Ministerio Público mantiene el planteamiento de un suicidio y solicitó el cierre de la causa.
En la audiencia de debate de cierre del caso, el abogado de la familia de Catherine señaló que el Ministerio Público no ha realizado las diligencias solicitadas por la Corte, como pericias al teléfono de la expareja de la víctima, quien se encuentra en Canadá. Los abogados de la familia pidieron que se reabra el caso y se cumpla con la orden de realizar las pericias al celular de la expareja.
Por su parte, el Ministerio Público argumentó que todas las diligencias se realizaron en su tiempo, pero solo se pudieron obtener registros de llamadas del teléfono de la expareja de los días 28 y 29 de mayo de 2018. Además, señalan que no se ha podido encontrar el teléfono laboral, del cual no se sabe su paradero.
La Jueza de Garantía rechazó tanto la reapertura como el cierre del caso y estableció una nueva audiencia para el 26 de julio de 2024, a la espera de la decisión de la Corte de Talca.
En tanto, la familia de Catherine expresó su descontento por los errores cometidos desde el principio y por las escuetas respuestas de la fiscalía. A pesar de todo, Camilo Muñoz, hermano de Catherine, afirma que “seguirán luchando por la verdad y que no les sorprende la falta de acciones por parte del Ministerio Público”.
“A nosotros como familia nos queda la tranquilidad del trabajo cumplido: de marchar, de patear piedras, golpear puertas, y pedirle una y mil veces al Ministerio Público, a esta fiscal Carmen Gloria Caamaño, que nos escuchase, tristemente no fue así. Hoy día el Tribunal dice que no, esto lo define la Corte, Corte que en su momento pidió la reapertura de esta investigación y obligó al Ministerio Público a realizar estas diligencias, las cuales claramente no fueron cumplidas, o no fueron cumplidas a cabalidad, con el objetivo que nosotros esperábamos como parte querellante”, agregó.
Muñoz también critica la actitud de la expareja de Catherine, quien borró su número de teléfono después de su muerte y ahora utiliza la demencia como excusa para evadir responsabilidad.
Por otro lado, afirma que el mesaje del Ministerio Público es que puedes cometer un delito y luego volverte loco para evitar ser buscado por la justicia. “Resulta extraño que una persona, después de la muerte de su pareja te borre de las compañías de teléfono, y a los tres días te vuelvas loco, y hoy día utiliza la demencia para poder evadir cualquier responsabilidad, moral, humana, policial, en torno a quién era tu pareja y yacía muerta a metros de donde tu vivías. La señal que hoy día entrega el Ministerio Público es: comete un delito, mata a alguien, hace lo que quieras y después vuélvete loco, total después eres inimputable, en el sentido que no puedes ser buscado por la justicia y prácticamente pasas a ser un testigo. Eso lo que hoy, al menos yo, dentro del Tribunal entendí. Esa es la señal”.
“Creo que hoy día es el caballo de batalla, tanto el Ministerio público como del señor Ossandón, la demencia y la jubilación de este, curiosamente que muchas veces se contrasta completamente, porque nosotros tras hacer una investigación interna de la familia resultó, que el señor Ossandón no estaba loco, al menos en su vida cotidiana, en su día a día, contrariamente a lo que el Misterio Público argumenta cuando tiene que plantearlo en los tribunales. Es espantoso y brutal”, cerró.
En resumen, el caso de la muerte de Catherine Vásquez sigue sin resolverse y la familia continúa luchando por alcanzar verdad y justicia. La audiencia de debate de cierre del caso se ha aplazado para el 26 de julio de 2024 y se espera que la Corte de Talca tome una decisión al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *