COMUNALREGIONAL

En Rauco y Villa Alegre mejoran viviendas para decir adiós al frío y las goteras

Distintas familias de la Región del Maule continúan siendo apoyadas por el Gobierno para obtener mayor comodidad, confort y calidad de vida. Aquello fundamentalmente en base a la construcción de nuevos baños y cocinas, ampliación de dormitorios, equipamiento completo de camas, compra de calefont y el mejoramiento del entorno de sus viviendas, entre otros importantes avances.
Estos avances obtuvieron familias que habitan principalmente en distintas zonas rurales de las comunas de Rauco y Villa Alegre -en las provincias de Curicó y Linares, respectivamente- gracias al Programa Habitabilidad, que potencia las posibilidades y oportunidades, inclusión e integración social de familias y personas, a partir de soluciones que contribuyen a mejorar su calidad de vida, en su dimensión de habitabilidad y un mayor bienestar, en un breve plazo de ejecución y concreción de las respectivas faenas.
«Antes mis dos hermanos y yo dormíamos en una misma pieza y era muy complicado porque un niño con dos niñas no brindaba nada de privacidad, y ahora nos hicieron una nueva pieza hacia atrás y él tiene su propio espacio, y ahora estamos las niñas juntas y él solo. Antes eran peleas todos los días por estar esperando que uno se cambiara ropa, así que ahora es mucho mejor que cada uno tenga su espacio, así es que muchas gracias porque la pieza quedó hermosa y mi mamá es la más feliz por tener a sus hijos separados. Esto es calidad de vida y le agradecemos mucho al FOSIS», explicó Francisca Negrete, de Rauco.
El responsable de esta iniciativa es el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, siendo ejecutada por los municipios. El FOSIS -a su vez- presta la asistencia técnica a través de apoyo, acompañamiento, supervisión y monitoreo a la gestión, para fortalecer sus buenos resultados.
«Estoy muy feliz porque antes pasábamos mucho frío, entraba el viento y teníamos que colocar la cama en el living para dormir y mi hija no tenía privacidad. Gracias a Dios ahora nos construyeron una nueva pieza y ella puede tener privacidad y nosotros estamos más tranquilos. Tenemos un nuevo dormitorio, bien equipado y ya no nos entra viento, no se gotea y justo en esta época. Estoy muy feliz porque antes pasaba mucho frío», agrega Margarita Fuentes, de Villa Alegre.
En ambas comunas se desarrollaron las actividades de clausura y certificación del Programa Habitabilidad donde además cada familia fue objeto de talleres y capacitaciones sobre ahorro hídrico y optimización del agua en sus hogares, recibiendo un kit gratuito de herramientas y otros dispositivos que permiten reducir el consumo del agua, fundamentalmente en el baño.
Patricio Uribe, Director Regional del FOSIS, explicó que de esta forma entregan «soluciones que les permite a estas familias vivir mejor, habitar mejor su vivienda y aprovechar el espacio que ellos tienen para disfrutar de sus familias. Es muy bonito ver y comprobar estas caras de felicidad cuando ellas se sienten tan contentas al contar con mejores condiciones para poder dormir, para guarecerse de un invierno frío y lluvioso, y para tener mejores condiciones de higiene ya que se mejoran los baños y muchos más, entonces el impacto es muy potente y alto en la vida de las familias. Cambiamos y mejoramos profundamente la calidad de vida de las familias a través de este programa que desarrollamos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *