Mediciones en empresas para generar la primera radiografía de la salud femenina en el Maule

El 30 por ciento de las mujeres en el Maule mueren por problemas cardiovasculares. De hecho, la población femenina en general tiene un mayor riesgo de padecer estas dolencias debido a aspectos fisiológicos, psicológicos y culturales. Incluso, los síntomas de un infarto son diferentes en ellas y muy pocas saben identificarlos.
Contar con datos epidemiológicos específicos en esta población, es clave para desarrollar políticas públicas. Por ello, Invierte Woman, proyecto FIC liderado por la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica del Maule (UCM) y financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional del Maule; se ha propuesto como objetivo levantar el primer perfil cardiovascular y psicosocial de las mujeres trabajadoras de la región.
«Tenemos como meta medir dos mil mujeres en las cuatro provincias y para ello realizamos gratuitamente mediciones cardiovasculares como colesterol, triglicéridos, peso, talla, entre otros; además de mediciones biométricas que tiene que ver con escalas de estrés y riesgos psicosociales que pueden afectar la salud psicológica y física», explicó Paula Ceballos, directora de Invierte Woman UCM y decana de la Facultad de Ciencias de la Salud.
PRODUCTOS IOB PRIMERA EMPRESA EN PARTICIPAR
Productos Iob, una empresa familiar con más de 40 años de historia en Talca, fue la primera en sumarse a Invierte Woman. El equipo de salud del proyecto llegó hasta la fábrica para realizar los exámenes a las más de 20 empleadas que tiene la empresa.
Marcela Chávez, jefe de planta expresó que «estamos preocupados de cada uno de nuestros colaboradores, pero en especial de las mujeres porque son también dueñas de casa, madres y jefes de familia, por ello queremos tener un catastro y saber en qué condiciones de salud se encuentran y, si alguna presenta una enfermedad de mayor relevancia, poder asignarla a un área en la que esté sometida a un menor estrés o requiera menos esfuerzo físico, por ejemplo», dijo.
Una de las primeras empleadas en participar de las mediciones fue Paola González. Hace cinco años que trabaja en Productos Iob y es una de las encargadas de rellenar con manjar los famosos cuchiflí de la empresa. «Me gustó que me realizaran los exámenes, igual me salió uno malo y tendré que solucionarlo porque nosotras tenemos que cuidamos, uno es el fuerte de la familia», indicó.
La situación de Paola es la de miles de mujeres en el Maule que deben trabajar dentro y fuera de sus casas. «Tengo pareja y tengo un hijo, trabajo todo el día y luego hay que llegar a la casa a hacer las cosas de un hogar: almuerzo, once, lavar, preparar comida, acostarse tarde dejando todo listo y levantarse muy temprano, preocuparse de las mascotas… es mucho el desgate que uno tiene», puntualizó.
Una situación que lleva a las mujeres a postergarse a sí mismas y a dejar su salud en el último lugar de prioridades. Algo que le ocurrió a otra de las empleadas de Productos Iob, cuando criaba a su hijo. Ximena Salazar recordó que «era estresante. Llegar a la casa, preocuparse de tu hijo, si enfermaba, amanecerse con él y al otro día llegar a la misma hora a la pega. Tú estabas ahí, pero tu mente estaba con tu hijo en la casa», comentó.
Esa situación es conocida como la doble presencia y es uno de los riesgos psicosociales que Invierte Woman mide. Paula Ceballos, directora del proyecto explicó que «además de los perfiles cardiovascular y psicosocial, determinaremos las 10 áreas prioritarias en cada uno de ellos y, en la segunda etapa del FIC, la idea es desarrollar una app para Android y Iphone que acompañará 10 sesiones de intervención y que facilitará estrategias que aporten mejorar la salud y la calidad de vida de las mujeres maulinas», detalló.
MÁS EMPRESAS PUEDEN SUMARSE
«Las mujeres en este país somos muy importantes para nuestras familias, por eso invito a las empresas maulinas a participar en Invierte Woman», expresó Marcela Chavéz, jefe de planta de Productos Iob. Palabras a las que se suma la empleada Ximena Salazar quien manifestó que «una trabajadora sana produce mucho más y ojalá que otras empresas se acojan porque, además, es gratis», expuso.
El proyecto está abierto a más empresas públicas y privadas de cualquier rubro y ubicadas en cualquier localidad de la Región del Maule. Su directora Paula Ceballos señaló que «como equipo vamos a las empresas, coordinamos con las jefaturas y hacemos las mediciones que toman entre 30 y 40 minutos por trabajadora, les entregamos información inmediata a cada una para promoción y prevención de salud y luego se entrega un informe a la empresa para que conozcan cuáles es la situación de sus empleadas y cómo impactar de la mejor manera posible», puntualizó.
Las empresas interesadas pueden contactarse al correo facsa@ucm.cl o a través de mensaje directo en las redes sociales @inviertewoman en Facebook e Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.