COMUNALREGIONALTalca

Humedad y agua estancada: la pesadilla que dejó la tormenta en sectores rurales

El candidato a Alcalde, Sixto González, visitó a familias anegadas en Purísima y llamó a la Municipalidad de Talca a cumplir sus promesas.

Después de la tormenta, no siempre llega la calma. En sectores como Purísima, el agua estancada y la humedad son la pesadilla más reciente de las familias que resultaron anegadas tras el desborde de un canal de regadío.
“Algunos secan sus casas con estufas a leña. Nosotros logramos drenar el agua, pero igual se nos inundó un dormitorio y tengo una cama llena de hongos. Mi hijo sufre de asma y yo de varias enfermedades crónicas, como artrosis y fibromialgia, entonces la humedad y el frío resultan muy difíciles para nosotros”, afirmó Nicole Villagra, quien reside en el área.
Ubicada en el kilómetro 12 de la ruta k-55, cerca del límite con San Clemente, Purísima es una zona rural perteneciente a Talca, que alberga a cerca de 500 personas.
El reciente sistema frontal que golpeó nueve regiones causó estragos en el sector, especialmente en el callejón Las Flores, donde habitan numerosos adultos mayores.
“El sábado ingresamos varias veces un requerimiento a la municipalidad, avisando que había familias anegadas y nos dijeron que recién el lunes vendrían a ver a los afectados. Llamamos también a un número de emergencias y nos señalaron que estaban viendo partes más importantes. ¿Y nosotros no somos importantes, porque somos del campo? Ahí hay una mala gestión del municipio”, agregó la vecina.
20 años sin solución.
Aunque la crecida de un canal cercano inundó viviendas y destruyó enseres, lo que más preocupa a los residentes del área es que no se trata de una situación imprevista.
“Esto no pasa todos los inviernos, pero sí llevamos 20 años con el problema. Primero el puente (sobre el cauce) era de madera y después se pusieron tubos, pero son muy pequeños y no dan abasto. Ya es demasiado, no sabemos qué hacer”, lamentó Elena Valenzuela, miembro de una de las 15 familias que vive en el callejón Las Flores.
“Hay un panorama muy desolador. Muchas casas se inundaron, en una situación que los vecinos ya habían previsto e incluso llevaban mucho tiempo pidiendo apoyo al municipio, que prometió una solución que nunca llegó. Llamamos a la municipalidad, al alcalde y a los encargados a ser más responsables con sus promesas”, manifestó el candidato al sillón edilicio, Sixto González, tras recorrer el sector.
“Es lamentable porque no ha llegado ningún tipo de ayuda municipal. Nosotros ya tomamos algunos contactos para que esto no ocurra nuevamente”, declaró.