En el sector La Puntilla CNR y regantes de Longaví inauguran obras de rehabilitación de embalse en beneficio de 28 familias

Hasta el sector La Puntilla llegó el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Riego (CNR), Wilson Ureta, junto a regantes de la comunidad de aguas del Canal Castro, para inaugurar la rehabilitación de un embalse de regulación corta que beneficiará a más de 28 familias de la región del Maule.
«Siempre es una alegría ver materializada la Ley de Riego en obras tan importantes como ésta. El tranque fue rehabilitado aumentando su capacidad de embalsamiento a más de 11.500 m3 y se revistió con una geomembrana que evita la filtración del agua acumulada. Estamos seguros de que las y los regantes cuidarán mucho esta obra, porque es un enorme beneficio contar con seguridad de riego para sus cultivos en tiempos de escasez hídrica», señaló el Secretario Ejecutivo de la CNR, Wilson Ureta.
«Hace más de 30 años que a esta obra no se le realizaba ningún mejoramiento ni aumentado su capacidad y no se fomentaba el uso eficiente del agua. Para nosotros es clave buscar este tipo de soluciones ya que con esto mejoramos la gestión de las organizaciones y fomentamos la eficiencia hídrica para una comunidad», concluyó Ureta.
Por su parte, la Delegada Presidencial de la Provincia de Linares, Priscila González, señaló que «esta obra es un beneficio para las vecinas y los vecinos de esta comunidad de pequeños agricultores, quienes a través del riego producen alimentos que luego se consumen en nuestra provincia. El Gobierno del Presidente Gabriel Boric ha enfatizado la ayuda a la pequeña agricultura y esta obra es un buen ejemplo de esto».
El presidente de la Comunidad de Aguas del Canal Castro, Juan Lara, señaló que «esta obra para nosotros tiene una gran importancia, porque somos varias las familias que vamos a poder regar con este tranque que fue construido el año 1998 y que necesitaba una rehabilitación mayor; por lo tanto, agradecemos a la Comisión Nacional de Riego por todo el apoyo dado».
La rehabilitación del tranque de regulación corta consideró el reemplazo de geomembrana existente, la que tenía una data aproximada de 23 años. Además, incluyó la construcción de obras de entrada con compuertas y desarenador, obras de distribución, obras de salida del embalse y un vertedero de seguridad.
Esta iniciativa tuvo un costo total aproximado de $96 millones. De este total se bonificaron $81 millones, los que equivalen a un 85 % del total del costo. Es importante destacar el 15% de aporte, realizado por los usuarios, los que en su mayoría son pequeños productores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.