COMUNALREGIONALTalca

Nosotros como JUNJI, tenemos como máxima entregar una educación de calidad equitativa e inclusiva

El abogado egresado de la Universidad de Talca, Adolfo Martínez Henríquez es el actual director regional de la JUNJI, con quien sostuvimos una entrevista al detalle, respecto a varios temas que son competencia de su cartera y administración.
¿Qué novedades hay en materia de infraestructura para la Región del Maule?
«Hay varios desafíos que tienen que ver con mejorar la calidad de los establecimientos educacionales. Cabe señalar que, los jardines infantiles de la JUNJI necesitan imperiosamente al 31 de diciembre del año 2024, poder contar con el reconocimiento oficial del Estado».
¿Cuántos establecimientos faltan que tengan ese reconocimiento oficial?
«Esta es una acreditación o certificación que hace la Seremi de Educación a través de una resolución donde da cuenta que desde el punto de vista de infraestructura, de la tenencia del terreno y de los aspectos técnico pedagógicos, los jardines son de calidad. Actualmente tenemos 67 jardines de administración directa, y de esos hay 53 con reconocimiento oficial, es decir, un poco más del 80%. También es importante señalar, que existen 157 jardines vía transferencia de fondos y que son administrados por terceros. A eso debemos agregarle, los jardines alternativos que partieron como programas que eran financiados por el Ministerio de Desarrollo Social, y que, desde el año pasado son administrados directamente por JUNJI. Hay 39 en la región. Es decir, contamos con una oferta de más de 260 establecimientos educacionales. Respecto al reconocimiento oficial -y ahí quiero llevarlo al tema de infraestructura-, de los jardines clásicos de administración directa el 80% tiene reconocimiento oficial. Respecto de los jardines VTF/ Vía Transferencia de Fondos, de los 157, hay 62 que tienen el reconocimiento oficial. A priori, puede ser un número bajo pero con el trabajo articulado que hemos generado con la Subsecretaría de Educación Parvularia, con el Ministerio de Educación y con la JUNJI, somos la región del país, que mayor cantidad jardines VTF tiene porcentualmente hablando en cuanto a reconocimiento oficial».
¿Cuántos sostenedores VTF administran jardines y que reciben aportes del Gobierno?
«Hay 33 sostenedores que administran 157 jardines, que son 28 de los 30 municipios del Maule. Solamente no tenemos presencia en Pencahue y Curepto. Además son 5 organizaciones sin fines de lucro como : El Hogar de Cristo, la Universidad Autónoma, la Protectora de la Infancia, la Fundación Crispi Lagos y la Fundación Luxemburgo. Esa es la oferta educativa que tiene la JUNJI».
¿Hacia dónde apunta entonces su mayor desafío en materia de infraestructura?
«Todo apunta hacia el reconocimiento oficial. En algunos jardines hemos generado importantes conservaciones, por ejemplo, en el Jardín Frutillita de Talca, acabo de firmar la recepción provisoria y es el segundo jardín de administración directa más grande de la región porque tiene nueve niveles. Tiene una capacidad para 193 niños y niñas y esperamos de aquí a dos semanas más, partir con los niños. Fueron más de 530 millones de pesos en una inversión de conservación de uno de los jardines más importantes y reconocidos en Talca, emplazado en el sector de la Florida en la 13 Sur».
¿Hay otros jardines que también recibirán apoyo?
«Así es, tenemos el Jardín Blancanieves de Linares y el Jardín Principito de Constitución. que han recibido importantes recursos para las conservaciones. El Principito tiene un 78 % de avance y Blancanieves tiene un 65 % de avance. Lamentablemente hay que decirlo, la empresa dejó abandonado estos proyectos y los costos los estamos asumiendo nosotros para terminar las obras».
¿Que se hace ahí cuando una empresa constructora no cumple con el contrato?
«Tenemos dos alternativas. Llevarlo a un término anticipado de contrato que nosotros llamamos TAC, y a través de eso, podemos tomar dos decisiones por la vía de financiamiento. Una, va enmarcada en terminarlo con la empresa de mantención y tenemos una empresa licitada que es Santa Laura y que la empresa de mantención pueda terminar el jardín infantil Y la otra, es volver a relicitarlo, por lo tanto, solicitamos paciencia a la familia».
¿Hay otros proyectos de conservación para jardines de la región?
«Un cuarto jardín es el Gabriela Mistral de la comuna de San Javier. Es uno de los jardines más antiguos y que el tiempo ya había generado algunos efectos en su infraestructura. Ese tremendo equipo liderado por Monica Silva está viviendo sus últimos días en la antigua infraestructura, porque viene una conservación. Estamos terminando el proceso de licitación y es un proyecto que tiene un plazo de ejecución de 360 días. El DAEM de la Municipalidad también nos está ayudando a reubicar aquellos niños y niñas que son parte del jardín».
¿Qué novedades hay en cuanto a nuevos proyectos de infraestructura?
«Me interesa a este punto darle mucho énfasis. Durante el segundo gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, hubo una iniciativa muy importante que era la construcción de nuevos jardines y salas cunas para Chile. Eso significó habilitar 45 mil nuevos cupos para niños y niñas. La región del Maule se vio beneficiada con 44 jardines, y a la fecha, tenemos habilitados y funcionando 42. Hay 2 jardines que están con término anticipado de contrato y por la negligencia de las empresas constructoras estaban abandonados. Estos dos proyectos son el Jardín Infantil Camino Real de Cauquenes y el Jardín Doña Estela de San Clemente. Respecto a Jardin Camino Real lo logramos contratar este año y ese jardín quedó abandonado con un 93 % de avance. De ese 7 % que queda, ya se ha ejecutado un 80%. Por lo tanto, estamos próximos a entregar una muy buena noticia. Y respecto al proyecto de Doña Estela, salió hace un par de semanas atrás, con recomendación social satisfactoria y actualmente estamos terminando las bases de licitación para la recontratación. Esta semana estuve en la Municipalidad de San Clemente conversando con la alcaldesa y el Seremi y le fuimos a entregar esta buena noticia, con las bases de licitación prácticamente listas y a punto de recontratar».
¿Qué otras nuevas iniciativas hay en carpeta?
«Estas son nuevas iniciativas y que no forman parte del programa meta presidencial. y que son el Jardín Lircay de Talca. Es una de las inversiones más grandes que hemos tenido con alrededor de 1.500 millones de pesos, y su importancia es donde está emplazado detrás de la Universidad de Talca. Nosotros ya licitamos y la empresa se lo adjudicó. Lo importante de este jardín es que tiene un plazo de construcción de un año y además será el primer jardín infantil de la JUNJI en la región que tiene certificación de edificio sustentable. Es decir, va a contar con energías renovables, paneles solares, y tecnología de primer nivel con el cuidado del medio ambiente. También hay otras dos iniciativas importantes que lo hemos conversado con el alcalde y la alcaldesa, El primero, es en Curicó y es el Volcán Antuco ubicado en la Villa Conavicoop 2, y este jardín va a beneficiar a más de 600 familias que viven en ese sector. Nosotros vamos a construir el jardín. El segundo es en Corralones en San Clemente y está en proceso para publicar la licitación. Se realizará el expediente técnico para postularlo al proceso de construcción».
¿Existe algún censo de los niños y niñas que no alcanzan a recibir estos beneficios y pienso en la comunidad migrante, y están por consiguiente fuera de todo?
«Es una excelente pregunta. Nosotros como JUNJI tenemos como máxima entregar una educación de calidad equitativa e inclusiva ¿ Y por qué es importante decirlo? Porque para ingresar a los Jardines JUNJI, tenemos cinco criterios de priorización, y uno de los más importantes, es ingresar a niños en condiciones de vulnerabilidad pero también de familias extranjeras que tengan o no tengan legalizada su situación en el país.»
¿Cuál es el compromiso de la JUNJI respecto a la lactancia materna?
«La lactancia materna es clave dentro del desarrollo de nuestros niños y niñas. Primero, es importante recalcar los beneficios que tiene y que no son solo beneficios desde el punto de vista nutricional, sino que también del apego de la relación materno filial. Y en ese sentido, nosotros formamos parte de la Comisión Nacional de la Lactancia Materna que es encabezada por la Seremi de Salud, y nuestros jardines infantiles cuentan con salas de amamantamiento. También queremos que estas salas sean certificadas por la Seremi de Salud. Llevamos años trabajando con la Seremi y más del 80% de nuestros jardines cuentan con la certificación JIALMA, que significa que son espacios amigables para propender a la lactancia materna».
¿Cómo ha sido la recuperación de los jardines infantiles que sufrieron daños con los aluviones?
«Afortunadamente tuvimos poca afectación. Nuestra primera preocupación era el Jardín Kümelen de Licantén. Catastramos la situación de las familias y las funcionarias e hicimos una campaña en Dirección Regional para ir en su ayuda. Además, hubo otro jardín con familias afectadas por la inundación que es el Jardín Infantil Estrellita de Mar en Iloca, ahí la directora y otra funcionaria y dos familias fueron ayudadas para salir de su situación de vulnerabilidad. Despegamos los equipos territorialmente para cuantificar a los más afectados. Detectamos que a nivel regional 15 funcionarias y funcionarios de las 1. 700 fueron afectados y para eso, utilizamos el fondo de Bienestar, y además, los gremios aportaron económicamente a los más afectados, En Longaví, los afectados del Jardín Los Pequeños Conquistadores, también recibieron ayuda. En resumen, de los 67 jardines clásicos, 9 sufrieron filtraciones y goteras y de los 157 jardines VTF, 33 jardines presentaron algún tipo de problema y de los 39 programas alternativos, sólo 5 tuvieron algún problema de gotera y filtración. Ahora todos han ido paulatinamente volviendo a la normalidad», concluyó. .

Deja una respuesta