COMUNALREGIONAL

Esta iniciativa la vamos a trabajar en tres establecimientos educacionales, donde los niños y jóvenes crearán huertos de arbolado urbano

Esta semana en dependencias de la Seremi de Medio Ambiente Regional, se suscribió el convenio entre la entidad gestora, Club del Arbol de Talca y el Ministerio de Medio Ambiente, para efectuar el proyecto «Microbosques Urbanos» que cuenta con un financiamiento de 6 millones de pesos.
En la ocasión, la presidenta del Club, Isabel Gonzaléz comentó que «Es muy importante porque es un trabajo que va a cambiar y revolucionar el pensamiento y cómo generar microbosques dentro de la ciudad. Es un sistema que está probado en otros países, también se está trabajando en Chile en otras áreas, y vamos a tener la ocasión de enseñarselo a los alumnos y alumnas y la juventud para que puedan proseguir con ese hermoso trabajo que es la reforestación urbana con flora nativa», señaló.
Respecto a las perspectivas que tiene este año la institución ecológica, la presidenta resaltó que el club está con un sistema de trabajo, incorporando a los socios antiguos y a los nuevos socios, para hacerse parte del desarrollo del Club del Arbol. Hemos formado cinco equipos de trabajo con los mismos socios y abarcamos el tema ambiental, de proyectos y desarrollar el vivero. Además, tenemos el sueño de un espacio propio para hacer nuestra sede. Entonces estamos con bastantes actividades, más que externas, más bien internas. Estamos trabajando y creando nuevos lazos, creando confianza, porque en general era necesario hacer una introspección al Club del árbol después de treinta años de funcionamiento», acotó.
Los requisitos para formar parte de la institución, aseveró la dirigente, según «nuestros estatutos, es ser mayores de 18 años, que vivan en la ciudad de Talca, amar a los árboles y entregar un poco tiempo a una labor tan linda donde el sentimiento que nos une es proteger la flora nativa, y sobre todo, al árbol nativo urbano que se ve bastante lastimado dentro de una ciudad que crece y donde el manejo de las empresas es bastante dramático. En primavera, vamos a trabajar en nuestro nuevo domicilio en condiciones óptimas para invitar a la gente a participar en talleres, a plantar y a aprender sobre la germinación. Así que esta nueva directiva está muy entusiasmada y quiere mucho volver a ser una institución visible y activa», reiteró.
La presidenta adelantó que «la primera actividad importante programada para celebrar los 30 años de vida, será el estreno de un documental que se ejecutó en el periodo de la anterior directiva, y que está preparándose para invitar a toda la comunidad. Eso va a ser, supuestamente en Septiembre», concluyó.
Para Diego Miranda, coordinador del proyecto «Microbosques Urbanos» efectuado en connivencia con la Universidad Santo Tomás, esta iniciativa tiene gran importancia porque «una organización social se empodera de un tema a nivel mundial, ya que los microbosques urbanos son una solución en parte a la crisis climática, y esto es imprescindible que se comunique a la ciudadanía, para que las personas que vinimos en las zonas urbanas, valoremos el hecho que necesitamos los árboles para que la convivencia sea más amena, tengamos menos estrés, y seamos conscientes que este tipo de iniciativas, nos va a salvar respecto a los efectos del cambio climático. Esta actividad la vamos a trabajar con tres establecimientos educacionales, porque la idea es que se empoderen, y que los niños y jóvenes logren crear huertos en sus recintos para germinar no solo especies hortícolas, sino arbolado urbano. La Universidad Santo Tomás va a estar colaborando en distintas instancias, y pretendemos que la Conaf sea un aliado estratégico para cumplir con los objetivos que tiene el proyecto», aseveró.
Acerca de la iniciativa, el coordinador recalcó que «tiene una duración inicial de siete meses, pero va a estar acotado a cinco meses, pensando en la gestión del convenio y la transferencia de los recursos. Vamos a tener un tiempo bastante acotado pero es un pie inicial para comenzar a trabajar en esta idea innovadora que son los bosques urbanos», subrayó.
Mauricio Valenzuela, encargado financiero del Programa FPA del MMA, detalló que este año hay siete proyectos aprobados en la región del Maule. La postulación fue increíble. porque se presentaron más de 300 proyectos, los cuales fueron evaluados y algunos quedaron admisibles y otros no por razones obvias y que estaban dentro de las bases. Club del Árbol fue uno de los adjudicados, sumándose a otros seis más. Esta institución, -señaló el encargado-, tiene un plus que está totalmente asociado al tema medio ambiental. Ellos siempre han estado ligados a este tema con la reforestación, han trabajado bastante en el tema de la capacitación y hacen visible además, la importancia del arbolado nativo».
Acerca del llamado a Concurso para el año 2024, se abren las postulaciones en Agosto/ Septiembre, porque primero se hace un llamado en una radio de cobertura regional y luego se abre la plataforma. «Casi siempre coincide en los meses de Agosto/ Septiembre y se ponen a disposición las bases y comienzan los trámites, solicitando los antecedentes para la admisibilidad», concluyó.

Deja una respuesta